Sobre mí

Nací el 19 de noviembre de 1985 en León, ciudad en la que viví mis años de adolescencia y universidad después de haber pasado la infancia en Villablino y a la que he vuelto recientemente tras un largo periodo en las costas gallega e inglesa.

Desde bien pequeño me aficioné a la lectura gracias a Astérix, Obélix y Tintín, junto a quienes recorrí buena parte del mundo y descubrí lo cautivadoras que pueden llegar a ser las palabras escritas. De la mano del reportero belga y de los irreductibles galos llegué hasta Verne y Dumas, y también hasta Stevenson, J.K. Rowling y Conan Doyle. Fue entonces cuando un horizonte casi infinito se abrió ante mis ojos. A partir de ese momento, los libros se convirtieron en compañeros de camino, ventanas a mundos por explorar y vidas por vivir. Aunque nunca habría imaginado hasta qué punto la literatura influenciaría mi existencia. Poco a poco, mi círculo de amistades creció y a los ya mencionados, con el paso de los años, se fueron sumando Victor Hugo, Pérez-Reverte, Poe, Balzac, Javier Marías y otros tantos que me guían y que no menciono por no extenderme en exceso.

De manera fortuita e inesperada, en 2008 di el paso y comencé a escribir El corazón del tiempo, primer volumen de la saga Bellenuit, un libro que cambiaría para siempre mi vida y que cuatro años más tarde publicaría la editorial Nowevolution. A este primer tomo le siguieron otros dos, La octava punta de la estrella y La cronarca sin sombra, también publicados por Nowevolution, y con los que di cierre en 2017 a la historia de una niña de ojos verdes que me ha acompañado día y noche a lo largo de la última década.

En la actualidad me encuentro trabajando en una nueva novela que se aleja radicalmente de lo que he escrito hasta ahora y que espero pronto poder compartir con todos vosotros.